a

La pandemia ha desmantelado nuestra fragilidad en el ámbito de la salud, la economía y la educación. Este último paró totalmente sus actividades y se vio forzado a llevar las clases al plano virtual. Este atraso en las clases también se extendió a las obras del FONACIDE en el Municipio de Ciudad del Este (CDE), que pierde al no priorizar la infraestructura educativa ante la crisis.