a

La pandemia COVID-19 incrementó dramáticamente la demanda de servicios en el sistema de salud público paraguayo caracterizado por su precariedad. La disponibilización de siderales montos públicos para enfrentar dichas necesidades precisó la ejecución urgente de recursos, lo cual requirió la reducción de los tiempos y controles en las contrataciones públicas. El objetivo fue dotar al sistema de salud, tan pronto como sea posible, con los insumos necesarios para combatir la pandemia. Sin embargo, a 9 meses del inicio de la crisis ¿existen diferencias entre las contrataciones públicas del Ministro Julio Mazzoleni pre y post-inicio de la pandemia COVID-19? Esto es, ¿los mecanismos para una acelerada ejecución de recursos con menor posibilidad de monitoreo resultaron en mayor inversión comparado al año pre-pandemia?

[Al resumen ejecutivo le acompañan sólo 8 de un total de 20 gráficos basados en los datos analizados, cuya lista y fuente se encuentran en la sección metodológica del texto completo]

Resumen Ejecutivo

El Ministerio de Salud fue incapaz de ejecutar los recursos de emergencia a ritmo de emergencia. La ejecución mensual y anual promedio del presupuesto vigente no aumentó como se esperaría al disponer de recursos adicionales y procedimientos acelerados de contrataciones. De hecho, la administración Mazzoleni ejecutó recursos al ritmo de un año promedio y normal. Esta situación cuestiona la priorización de inversión necesaria para que el ministerio pueda utilizar al máximo sus recursos disponibles.