a

27-03-2020

Los tiempos de crisis no deben ser la excusa para facilitar la corrupción.

El proyecto de ley de emergencia no permite un efectivo control ciudadano, facilitando la malversación de los recursos que deberían beneficiar a la ciudadanía.

El control ciudadano es un derecho primordial para el manejo transparente de la millonaria deuda asumida. Y es obligación de las instituciones públicas brindar todos los medios posibles y pertinentes para este control.

No permitamos que los recursos de muchos lleguen a unos pocos.